20 estrategias para que tus hijos te escuchen…..aquí van las cuatro primeras

escucha__aprende__y_valora_1No es fácil conseguir dialogar con nuestros hijos e hijas, si intentamos ponerlos en el centro de la relación sin dejar de posicionarnos como autoridad, límites y espacio de seguridad. Todo ello sin perder la relación y la satisfacción de necesidades, … qué difícil.

Si entendemos la escucha como el primer paso para la comunicación, para la autoestima, para la autonomía, veremos que es fundamental conseguir que nuestros hijos nos escuchen y escucharlos nosotros, puesto que de ello dependerá la relación que tengamos de hoy en adelante. Ser padres no significa tener todas las respuestas, significa ser modelos de vida, y escuchar ( entendida la escucha como el poner atención, con mis cinco sentidos, a lo que manifiestas, no solo con lo que sale de tu boca, también lo no verbal) debería ser un pilar fundamental en su relación con el mundo, con los otros y consigo mismo.

He aquí cuatro primero pasos para ser escuchados, probados y experimentados por quien escribe esto:

  1. Para que te escuchen, ESCUCHA TÚ PRIMERO. Sé el modelo de escucha de tus chicos y chicas. Respuestas como “eso es una tontería” , “no pasa nada”, “no les hagas caso” (minimizar la situación que nos cuentan), o “no me sorprende que te pase eso, tú siempre….” ( culpabilizar), o “te he dicho mil veces que….”, ” hijo/a, la vida…..” (sermonear)….¿te suenan? Si es así, posiblemente no estés escuchando lo que debieras para establecer comunicación con tus chicos/as. Escuchar es poner atención a lo que te dicen, sin juzgar, dando espacio y tiempo para confiar su parecer y sus emociones, creyendo en la posibilidad de que, mientras lo cuentan, reflexionan sobre ello y analizan la situación, poniéndonos en su piel y pensando ¿cómo se sintió  mientras tanto?. Pequeñas intervenciones como ” ajá”, ¿que piensas de eso?, ¿cómo te sentiste cuando pasó?, ¿qué podrías hacer para mejorarlo? , ¿qué piensas hacer ( en general)?, …ayudan a que ellos puedan tener “hilos” de los que tirar en aquellas situaciones donde se les atasquen las emociones o no sepan qué hacer…..¿no te gustaría que a ti te escucharan así?. A veces, nuestros problemas de comunicación vienen de que no oímos para escuchar, sino para contestar.
  2. Propón posibilidades, NO DIGAS LO QUE HAY QUE HACER. No sigas cargando sobre ti las decisiones, porque por un lado les hace esperar a que tú pienses las soluciones, y aunque aumente nuestro ego, admitámoslo, cansa. Por otro lado tu hija/o no creerá en su capacidad de solucionar problemas y disminuirá su autoestima . Pregunta ¿ qué posibilidades tenemos? E insta a que piense muchas soluciones, aunque sean descabelladas y ahí, ayúdala a establecer algunas soluciones sobre las que ella tome la decisión por factibilidad, por economía, por cercanía , por evitación del dolor, ….ayúdala a hacer un cuadro de pros y contras  que posibilite soluciones futuras. Cada problema con el que nos encontramos tienen que ser un aprendizaje, para ellos y para nosotras.
  3. HABLA POCO. Ay, cómo nos encanta sermonear. Piensa bien lo que vas a decir, escucha. En serio ¿ alguna vez los sermones sirvieron para algo ? NUNCA.  Al cabo de 30 segundos entraban por un oído y salían por otro, admítelo. Si el objetivo es que recoja las zapatillas del medio del salón, es mejor mirarla fijamente, señalar el “objeto del delito” y  decir con seguridad “¡zapatillas!” antes que el sermón de (casi) siempre ” te he dicho mil veces que no dejes las zapatillas en medio del salón, con lo ha costado ordenar y vienes tú y siempre….y nunca,…..y ya no puedo más…” y todo lo que sigue. Atentos al tono de voz empleado, es necesario que sea firme, sin gritar (eso agota y da señales de desesperación) Ensaya si es necesario…y estate segura que te vas a quedar ahí, hasta que la acción se cumpla.
  4. DAROS TIEMPO DE HACER COSAS JUNTOS. Que la comunicación y la escucha no se den solo en momentos de problemas o de reprimendas. Comparte aficiones con tus hijos o tus alumnos, tiende puentes por los que cruzar cuando haya necesidad de hablar, de cosas, de pensamientos, de emociones, de descubrimientos. Que ellos sientan que sus pensamientos, aficiones y emociones te interesan, lo cual no quiere decir que las compartas, pero te interesan porque ellos son importantes. No hay escucha si no hay aprecio ¿ o tú escuchas a quien no te interesa? Busca cómo conseguir hablar y comunicarte. El segundo de mis hijos es muy callado y pasó un tiempo en que no hablaba sobre lo que le pasaba, cómo se sentía, y esas cosas. Yo sabía lo que hacía, pero no cómo estaba él. Un día, me acompañó de compras, se nos hizo tarde y nos fuimos a comer a un restaurante de esos que les gustan, de comida rápida. Para cuando me di cuenta, estábamos hablando, me comentaba lo que había leído, conversaciones con sus amigos, cosas que le interesaban. Demás está decir que de vez en cuando lo repetimos.

nino-escucha-p

¡VÍVELO!

Toma nota de cuántas veces al día regañas a tus chicos y chicas y cuántas los escuchas. Posiblemente te sorprendas.

Recuerda cómo te hubiera gustado a  ti que te escucharan, cómo te hubiera gustado que tu madre y tu padre te hicieran sentir bien, apreciada y lista para resolver dilemas. ¿Por qué no empezar a regalarles eso a  tus hijos?

NO LO SABES TODO, no, deja de cargar sobre ti ese paquete porque con el tiempo, te lo aseguro, se hace más y más pesado. Estás criando hijos, estás educando alumnos para que se enfrenten al mundo, hazlos seguros, ayúdales a resolver dilemas, escucha sus opiniones. Haz que cada oportunidad sea un aprendizaje, porque no se aprende solo con las mates y la lengua, la vida nos enseña, y los adultos debemos ayudarlos a aprender.

Cuenta también tus cosas. Comparte y enséñales a compartir tus vivencias y lo que piensas de ello. A veces pensamos que a ellos no les interesa “las cosas de los grandes” y no, les interesa, y mucho. Muchos niños y niñas no saben a qué se dedican sus padres, no saben qué hacen ni las cosas que les gustan, no entienden porqué llegan cansados, o tristes, o felices al final del dia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s