Canales de aprendizaje ¿cuál es el tuyo?

Todos conocemos personas con buena memoria visual, que son capaces de reconstruir mentalmente trayectos, imágenes, colores. Personas que son capaces de fijarse en matices, en detalles, que en un examen cierran los ojos y son capaces de traer a su cabeza la página del libro que necesitan recordar y “ver” mentalmente el párrafo que necesitan.A estas persona se les dice que tienen memoria visual y su canal de aprendizaje está básicamente apoyado en ella.

Otras personas tiene una estupenda memoria auditiva, son personas que aprenden rápidamente letras de canciones, timbres de voz o de sonido. Estas personas recuerdan más lo que dijo el profesor, si contó un chiste, si regañó a alguien, que lo que ven y lo que tocan.

Las personas que poseen memoria táctil, o kinestésica, son personas que perciben matices de texturas, de percepciones corporales, que son capaces de reconstruir recuerdos a partir de sensaciones corporales, necesitan aprender a través del movimiento y el dominio del espacio.

Recordemos que todos tenemos un poco de cada, por ejemplo, que seas auditiva no quiere decir que no recuerdes nada de lo visual. Pero en cada una de nosotras predomina uno , otro o varios.

Los canales de aprendizaje, en pocas palabras, son aquellos canales, aquellas vías por las que percibimos el mundo, por las que aprendemos dentro y fuera de la escuela, no sabemos si fortalecido por el tiempo, por el entrenamiento o si somos así desde el nacimiento. Es el “camino” que nos conecta con el mundo alrededor, con los modelos percibidos, con las sensaciones.

¿Cómo podemos usarlos para aprender? 

 

Las personas visuales precisan imágenes para aprender: colores, esquemas, diagramas. fotos….

Las personas auditivas requieren sonidos, voces para aprender mejor: instrucciones verbales, juegos de palabras, leer en voz alta, etc.

Las personas kinestésicas son las que lo tienen más complicado para aprender, porque la escuela no facilita el conocimiento táctil, pero podemos ayudarlas haciendo gestos para acompañar lo verbal, y fortaleciendo mucho, en la medida de lo posible, que toquen , perciban, vean en directo,todo lo que puedan. Por ejemplo, en los pequeños, aprenderán mejor las sumas y restasc con ábacos, o con pelotas, con objetos en general.

¡VÍVELO!

Analiza cuál o cuáles son tus canales preferentes de aprendizaje. Generalmente enseñamos como nos viene bien a nosotras, con lo cual pretendemos que nuestros alumnos /as  o hijos/as aprendan como lo hemos hecho nosotras. “tú repite mucho que así aprendí yo”, “tú subraya con muchos colores, que así es más fácil”….intenta saber tu tipo de canal de aprendizaje y el de tu niño/a y adáptate a su estilo.

Como docente, ¿haces esquemas en la pizarra? ¿hablas más que escribes?,¿les propones juegos y espacios de percepción de los conocimientos de maneras distintas a  lo habitual?. Intenta tener un equilibrio que te permita llegar a la mayor cantidad de alumnos:

  • Explica verbalmente de manera clara. Intenta incidir de manera clara y concisa en palabras clave.
  • Escribe en la pizarra, intenta ser ordenada para que los alumnos visuales puedan “recuperar” la información con más facilidad
  • Usa colores en la medida que puedas.
  •  Usa esquemas, organiza y sintetiza la información
  • Usa lenguaje no verbal para ayudar en el anclaje de la información de los alumnos/as kinestésicos/as presentes en tu clase.
  • Usa el espacio, usa lo verbal, usa lo visual. Mientras más canales uses, facilitas las vías de aprendizaje de la mayor cantidad de alumnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s