Nuestra metodología

“Me lo contaron y lo olvidé. Lo vi y lo entendí. Lo hice y lo aprendí.” (Confucio, 551-479 a. C.)

Aprendemos de manera permanente desde la experiencia. Queremos darnos tiempo y ganas de aprender. La metodología “normalizada” dentro del sistema escolar es la repetición y la memorización, y no nos damos el tiempo de equivocarnos, aprender de los errores y volver a empezar. Creemos en una educación vivencial, donde se involucren los sentimientos, lo cognitivo, lo vivido, lo sentido.

Nuestra metodología no se entiende sin pasar por la experiencia. El mundo está lleno de cursos, programas, conferencias, hechos desde la teoría, y nuestra experiencia nos dice que eso no es todo lo efectivo que pretendemos que sea, sobre todo si hablamos de escuchar, de comunicarnos, de empatizar, de crecer juntos,….acciones que implican valores y actitudes.

Construimos espacios controlados donde aprendemos a ver como ve el otro, donde sentimos y escuchamos al otro, donde me escucho a mí misma y crezco con otros desde ahí. Es la metodología aprendida de las escuelas populares latinoamericanas, de los años 80 -90 donde tuve la oportunidad de llevarlas a cabo en muchos espacios con niños, jóvenes y adultos, es aquellos duros años donde la educación popular sirvió para abrir espacios de paz en medio de tantos conflictos, donde aprendimos, a base de experiencia, que la comunicación es una herramienta poderosísima para crecer y para acercarnos al otro a construir juntos.

Crecemos desde la experiencia, nunca un sabio fue más sabio que cuando vivió la sabiduría.