Encuentro con padres y madres

Portada sesion con padres 27 de noviembre 2017El próximo lunes 27 de Noviembre, tendremos una sesión formativa con padres, madres y docentes en Torrejón de Ardoz, Madrid, donde aprenderemos a gestionar de manera más efectiva y provechosa la inteligencia emocional en la escuela y en casa.

¿Cómo aplicar la Inteligencia emocional en la escuela? Abriendo espacios de diálogo, de conocimiento, de apreciación de que somos más que unas notas o un título y canalizando nuestras emociones de forma positiva. Aprenderemos a gestionar la comunicación como una herramienta fundamental para crecer todo juntos en armonía, haciendo de la escuela un espacio de confianza y crecimiento para todos, no solo para los niños.

¿Y en casa? Todos sabemos al diferencia entre casa y hogar, entender que  más de la mitad de nuestras decisiones las hacemos guiados por nuestras emociones nos ayudará a darle mucha más importancia a la correcta gestión de la comunicación, de la empatía, de saber qué sentimos y cómo nos sentimos para dirigirnos a los demás, para comunicarnos con nuestros hijos y nuestra pareja, para saber cómo tratarnos entre todos y crear en casa espacios equilibrados para vivir.

Os esperamos, será una experiencia muy motivadora.

Centro Abogados de Atocha, calle Londres 11-b, Torrejón de Ardoz

Lunes 27 de noviembre del 2017

17.00 horas

Canales de aprendizaje ¿cuál es el tuyo?

Todos conocemos personas con buena memoria visual, que son capaces de reconstruir mentalmente trayectos, imágenes, colores. Personas que son capaces de fijarse en matices, en detalles, que en un examen cierran los ojos y son capaces de traer a su cabeza la página del libro que necesitan recordar y “ver” mentalmente el párrafo que necesitan.A estas persona se les dice que tienen memoria visual y su canal de aprendizaje está básicamente apoyado en ella.

Otras personas tiene una estupenda memoria auditiva, son personas que aprenden rápidamente letras de canciones, timbres de voz o de sonido. Estas personas recuerdan más lo que dijo el profesor, si contó un chiste, si regañó a alguien, que lo que ven y lo que tocan.

Las personas que poseen memoria táctil, o kinestésica, son personas que perciben matices de texturas, de percepciones corporales, que son capaces de reconstruir recuerdos a partir de sensaciones corporales, necesitan aprender a través del movimiento y el dominio del espacio.

Recordemos que todos tenemos un poco de cada, por ejemplo, que seas auditiva no quiere decir que no recuerdes nada de lo visual. Pero en cada una de nosotras predomina uno , otro o varios.

Los canales de aprendizaje, en pocas palabras, son aquellos canales, aquellas vías por las que percibimos el mundo, por las que aprendemos dentro y fuera de la escuela, no sabemos si fortalecido por el tiempo, por el entrenamiento o si somos así desde el nacimiento. Es el “camino” que nos conecta con el mundo alrededor, con los modelos percibidos, con las sensaciones.

¿Cómo podemos usarlos para aprender? 

 

Las personas visuales precisan imágenes para aprender: colores, esquemas, diagramas. fotos….

Las personas auditivas requieren sonidos, voces para aprender mejor: instrucciones verbales, juegos de palabras, leer en voz alta, etc.

Las personas kinestésicas son las que lo tienen más complicado para aprender, porque la escuela no facilita el conocimiento táctil, pero podemos ayudarlas haciendo gestos para acompañar lo verbal, y fortaleciendo mucho, en la medida de lo posible, que toquen , perciban, vean en directo,todo lo que puedan. Por ejemplo, en los pequeños, aprenderán mejor las sumas y restasc con ábacos, o con pelotas, con objetos en general.

¡VÍVELO!

Analiza cuál o cuáles son tus canales preferentes de aprendizaje. Generalmente enseñamos como nos viene bien a nosotras, con lo cual pretendemos que nuestros alumnos /as  o hijos/as aprendan como lo hemos hecho nosotras. “tú repite mucho que así aprendí yo”, “tú subraya con muchos colores, que así es más fácil”….intenta saber tu tipo de canal de aprendizaje y el de tu niño/a y adáptate a su estilo.

Como docente, ¿haces esquemas en la pizarra? ¿hablas más que escribes?,¿les propones juegos y espacios de percepción de los conocimientos de maneras distintas a  lo habitual?. Intenta tener un equilibrio que te permita llegar a la mayor cantidad de alumnos:

  • Explica verbalmente de manera clara. Intenta incidir de manera clara y concisa en palabras clave.
  • Escribe en la pizarra, intenta ser ordenada para que los alumnos visuales puedan “recuperar” la información con más facilidad
  • Usa colores en la medida que puedas.
  •  Usa esquemas, organiza y sintetiza la información
  • Usa lenguaje no verbal para ayudar en el anclaje de la información de los alumnos/as kinestésicos/as presentes en tu clase.
  • Usa el espacio, usa lo verbal, usa lo visual. Mientras más canales uses, facilitas las vías de aprendizaje de la mayor cantidad de alumnos.

Cómo ayudar a tus hij@s en los estudios

 

madre-e-hijo-mirandoseMuchos padres y madres nos preguntan cómo pueden ayudar a sus hijos, de manera efectiva, a  ser mejores estudiantes, a que se responsabilicen con sus deberes escolares y que aprovechen de la mejor manera el tiempo de estar en el colegio como un espacio de crecimiento. El problema, a mi parecer, viene cuando lo que piden es no tener que encargarse de ellos, que ellos solos marchen y no tener que tener que estar pendientes, como si la autonomía en los estudios ( y en las responsabilidades en general) creciera sola, como setas en el campo, y sólo hay que ir a recogerla.

Esto último es un error, de nuestros hijos e hijas hay que estar pendientes, es nuestra labor como madres y padres. Pero no como profesores ( es nuestra mejor inversión, no podemos verlos objetivamente y el ver que muchas veces repiten errores que nosotros cometimos nos puede enfadar y desesperar más de la cuenta) si no como modelos y apoyo, buscando la mejor manera de facilitarles el espacio y los medios para conseguir las mutuas metas.

PRINCIPIOS EN EL APOYO ESCOLAR DE PARTE DE LOS PADRES Y MADRES:

PRINCIPIO 1. Los amamos con locura, pero no somos los mejores profesores. Nuestra labor es de apoyo y ayuda en la organización, es estar ahí, es hacerlos sentirse queridos pase lo que pase.

PRINCIPIO 2. No pidamos lo que no ofrecemos, somos sus modelos de vida, de responsabilidad, de organización y de orden….aparte de muchas otras cosas

 

240_f_125356621_ptrthvlwervrf3p8owbgjensyk3uztpePILARES BÁSICOS DE ESTUDIO QUE SE PUEDEN DAR DESDE CASA:

  1. ORGANÍZATE ¿Cuán organizados somos? ¿Proporcionamos a nuestros chavales una rutina que encuadre sus obligaciones, o les permitimos gestionarlas según las ganas que les den? ¿Les enseñamos a tener un horario y a cumplirlo? ¿Les dejamos claros los límites y las consecuencias si no se cumplen? y….¿cumplimos las consecuencias? El espacio de estudio, el mínimo orden en la mesa de estudiar, los límites en juegos y ordenadores, la norma del “móvil lejos cuando estudiamos” para evitar distracciones….

Un horario debe empezar todos los días con un repaso de lo aprendido en la mañana. Repaso es entendido como  leer lo hecho, no estudiarlo ni memorizarlo. Leerlo, significa “cerrar” los temas visto y comprendidos  en la mañana. Si no los entendimos en la clase, es la oportunidad de entenderlos y si aún así no se entienden, podemos preguntar al día siguiente en clase ( aparte de la buena impresión que se llevará el profesor cuando vea que estudias lo aprendido en la mañana).

Yo recomiendo los tiempos de estudio del “método pomodoro” (www.marinaratimer.com): 25 minutos de estudio y 5 minutos de descanso. Evitamos cansancio y distracciones, los plazos son cortos y evitamos el desánimo y la atención mejora en cada bloque de 25 minutos.

2. COORDINA CON EL CENTRO ESCOLAR. Muchos padres y madres piensan que cuando los chicos crecen ya no es necesario ir al Centro Escolar, y cuando lo hacen es porque hay un problema. No hagas eso, coordina con tu Centro Escolar, habla con sus profesores, escúchales y cuéntales lo que hacéis en casa, pero no para quejarte de tu hijo o hija, por favor, intenta encontrar puntos en común con su tutor o tutora que te permita saber por dónde ayudarla a mejorar. Que note en ti un apoyo y una ayuda. Todos conocemos a padres y madres que se quejan delante de su hijos o hija muchas veces de lo “terrible” que es y sin embargo, con incapaces de reconocer los fallos que profesores y adultos les indican para mejorar. Coordina con tu Centro, busca apoyos y céntrate en que lo importante no es lo duro que es ser padre o madre, es lo duro que es ser niño o niña hoy. “Si piensan que soy irrecuperable, que soy una vago o una vaga y que no voy a mejorar ¿para qué intentarlo?”

3. FÓRMATE SI ES NECESARIO, PIDE AYUDA. Si, no eres peor padre o madre si pides ayuda, si buscas apoyos. No lo sabes todo, ya lo hemos dicho en post anteriores. A veces, en nuestro afán de que nuestros hijos lleguen “donde no pudimos llegar nosotros” los empujamos a que cumplan nuestras expectativas y no las suyas. Si no tienes dinero para un profesor particular o un programa de métodos de estudio ( no es lo mismo), pide ayuda en tu Centro, a amigos, parientes, vecinos/as. Cambia su ayuda por algo que tú puedas darle. Pregunta en tu ayuntamiento. Aunque todo eso no exime tu trabajo de apoyo y organización amorosa con tus chicos y chicas. Ayúdalos, no les regañes y les fuerces, busca escucharlos y entenderlos, llega a acuerdos con ellos de estudio y ayúdales a aplicarlos. Escúchales, no les grites, no descargues tu frustración con ellos, ellos ya ven el panorama bastante difícil para que un grito los ayude. Fórmate, aprovecha todos los espacios de formación de padres y madres que muchas veces se cierran por falta de asistentes.

4. FINALMENTE: SI QUIERES QUE TUS CHICOS LEAN, LEE; SI QUIERES QUE SEAN ORGANIZADOS, ORGANÍZATE; SI QUIERES QUE AMEN EL ESTUDIO, ESTUDIA; SI QUIERES QUE TE CUENTEN COSAS, HABLAD EN LA MESA ¿Hace cuánto no lees un libro? ¿Hace cuánto no estudias algo que te interese? ¿Hace cuánto que no leéis juntos? ¿Hace cuando que no dormís con un libro compartido?
La lectura es la puerta al razonamiento lógico verbal y matemático, es el canal por el que nuestro vocabulario se enriquece, donde podemos poner nombre a nuestros sentimientos y acercarnos más. Hablad en la mesa ¿o tenéis la tele puesta a la hora de comer o cenar? ¿Tomáis un tiempo juntos para disfrutar de comer (desayuno, comida o cena, da igual) juntos y juntas?  Abre vías de comunicación para acercaros más, para establecer tiempos conjuntos, para hablar sin gritaros ni regañaros. Conoce sus gustos y desde ahí intenta contarles los aprendizajes de tu vida. No hay nada más divertido que nuestros chicos conozcan nuestros tiempos pre internet ¡no se lo creen!, o nuestros juegos de chicas o el tiempo que pasábamos en la calle…

 

VÍVELO!

  • ¿Eres organizado? ¿Tienes tiempos de estudio, de lectura, de descanso? ¿Dejas todo para el último momento o gestionas tus obligaciones familiares y laborales con tiempo? ¿Qué modelo, de veras, les estás mostrando? No podemos exigirles lo que nos les mostramos, somos sus modelos de vida, de orden, de valores.
  • ¿Te quejas de tus hijos e hijas con los profesores u otros padres/madres? ¿Les cuentas constantemente “lo duro que es ser madre/padre de este niño, de esta niña”? ¿Alguna vez lo has hecho delante de tus hijos/as? No lo hagas más, ello redundará -mal- en su autoestima, no les permite creer en sí mismos/as y no les motivará a hacer algo más que dejarse abandonar.
  • ¿Crees de veras que “la letra con sangre entra”? Cuando padres y madres me piden ayuda, muchas veces es cuando la relación con los hijos, los gritos, insultos y castigos, ya ha llegado a un límite muy malo. La comprensible frustración y desesperación de los padres y madres les hace ver todo muy, muy negro, y esperan que les solucionemos la situación. Trabajamos intentando recobrar la autoestima de los chicos y chicas en sus capacidades ( muchos de ellos ya se han puesto una etiqueta de “tonto/a”) y con los adultos, con quienes intentamos ayudarles a gestionar la frustración. Una pregunta clave que les hacemos, y que te la hago a ti ahora es: dentro de unos años, de las notas de tus hijos te reirás, si, lo harás, cuando todo esto pase, porque te darás cuenta que aunque es importante NO ES LO MAS IMPORTANTE EN LA VIDA….pero, de la relación que tienes, de gritos, de descalificaciones, de castigos ¿ te vas a reír?. No gritar te hace aprender cosas importante, como nos cuentan aquí : https://putumputum.wordpress.com/2013/07/24/10-cosas-que-aprendi-cuando-deje-de-gritarle-a-mis-hijos/
  • La vida ya nos lleva por caminos bastante estresantes, tómate un tiempo para relajarte. Para ello es bastante efectiva la técnica 4-7-8, y no sólo para conciliar el sueño: https://mejorconsalud.com/tecnica-4-7-8-para-conciliar-sueno/